Buscar
Contenido avalado por
Acreditaciones

FILOSOFÍA FIBROANESTESI@

November 15th, 2010

En la atención a la Vía Aérea Difícil en Medicina hay cierta reticencia a evolucionar. Cuesta cambiar nuestra práctica. Actuaciones médicas brillantes en casos complejos comprometen su  resultado final por no resolver los problemas que presenta una vía aérea difícil más o menos prevista.

Las necesidades actuales de técnica y de tecnología son el resultado de nuevos retos que debemos afrontar. La edad de los pacientes ha aumentado, su estado ponderal también. Asimismo , la patología de cabeza y cuello, tiene un enfoque quirúrgico más activo tanto en traumatismos como en cirugía oncológica. La radiación posterior de estos pacientes incrementa la dificultad.

Otra faceta del problema es el aumento de la exigencia legal y social de buenos resultados. No se aceptará la cancelación de un caso por falta de predicción de dificultad y la carencia de los medios adecuados para tratarlo. Tampoco que un clínico no conozca el manejo de fibroscopios o videolaringoscopios.

En nuestro tiempo los criterios de gestión y búsqueda de la excelencia son preceptivos. Una indicación acertada de aparataje encaja en la cultura de la seguridad . Una correcta actuación  abarata costes.

La laringoscopia Macintosh es una maniobra muy bien pensada. Es sencilla, facilita el diagnóstico del problema casi siempre. Bien utilizada es poco agresiva. Cuando se pueda hacer un alineamiento de ejes directo es de elección casi siempre. Pero donde no llega la vista comienza el riesgo y se entra en el rango de la peligrosidad. Forzar el alineamiento visual directo suele tener consecuencias negativas. Hay que recurrir por tanto a alineamientos virtuales. Fibroscopios y Videolaringoscopios son en estos casos la indicación natural.

Queremos llamar la atención sobre la precisión y delicadeza del gesto. Las resistencias se notan, se negocian, no se vencen. En momentos críticos en que cuenta el tiempo en segundos, pequeños detalles técnicos memorizados de forma inconsciente son determinantes de un buen resultado. Hay que tener en cuenta que el campo real en que nos movemos es de unos dos centímetros de profundidad a pesar de que el gran angular nos de otra sensación.

En esta página se pretende simplificar el debate, buscando la síntesis que favorece la claridad y la agilidad del manejo de la vía aérea en  situaciones comprometidas.

Sitio web actualizado a 12 de Mayo de 2014