AIRTRAQ

Airtraq (Prodol Meditec, Vizcaya, España. 2005), es un laringoscopio óptico desechable que permite la visualización de las cuerdas vocales sin necesidad de  alineación de los ejes oral, faríngeo y laríngeo.

Laringoscopio óptico Airtraq

Descripción:

La pala del Airtraq (ATQ) consta de 2 canales uno al lado del otro. Un canal guía que sirve como sitio para la colocación e inserción del tubo endotraqueal y el otro canal óptico acaba en una lente distal. Una luz fría que funciona con batería, se haya situada en la punta de la pala.

La imagen es transmitida a un visor proximal a través de una combinación de lentes con sistema de antiempañamiento proporcionado por el calor de la luz y prismas, en lugar de fibra óptica. El visor permite la visualización de la glotis y las estructuras circundantes, así como la punta del tubo endotraqueal.

Sistema completo: airtraq y monitor-grabador externo

El Airtraq tiene forma anatómica y permite la colocación de tubos endotraqueales de todos los calibres.

Además está disponible un sistema de transmisión de video inalámbrico (vía wifi), que permite la visualización en una pantalla externa con fines docentes.

Monitor externo inhalámbrico Airtraq

Otras características:

-       Peso: 115 g.

-       Fuente de energía: 3 pilas AA alcalinas.

-       Tiempo de operación: 40 minutos.

-       No puede ser usado como laringoscopia directa.

Inserción:

Técnica de inserción

Para la inserción de dispositivo deberemos seguir los siguientes pasos:

  1. Seleccionar el tamaño de TET y el tamaño del Airtraq correspondiente
  2. Encender la luz y esperar hasta que la luz deje de iluminar intermitentemente.
  3. Lubricar el TET e introducirlo en el canal lateral.
  4. Insertar el Airtraq en la línea media de la boca del paciente.
  5. Deslizar el Airtraq por el dorso de la lengua manteniéndolo centrado.
  6. Mirar a través del visor antes de llegar al plano vertical para ver la hipofaringe e identificar estructuras.
  7. Continuar deslizando el Airtraq hasta reconocer la epiglotis y situar la punta en la vallécula. Realizar un ligero movimiento de tracción vertical hacia arriba para hacer visibles las cuerdas vocales. Se puede colocar la punta por debajo de la epiglotis.
  8. Alinear el centro del campo visual mediante ligeros movimientos de la punta hacia los lados, hacia atrás o adelante, o bien levantando suavemente el Airtraq.
  9. Avanzar el TE empujándolo despacio hacia abajo a lo largo del canal lateral hasta ver que se introduce a través de las cuerdas vocales.
  10. Verificar la colocación y confirmar la longitud insertada.
  11. Separar el TE del Airtraq estirando suavemente hacia el lateral y hacia atrás.

Deberemos tener en cuenta una serie de consideraciones cuando introduzcamos el ATQ:

  • Requiere una presión distal significativa en la punta de la pala para sobrepasar el estrechamiento entre la unión de la cavidad oral y faríngea. Se usa una maniobra rotacional alternativa durante la inserción faringea del ATQ para sobrepasar este problema.
    • La mayoría de los anestesistas obtienen una visión de la glotis abierta. Esto no indica que sea exitosa la intubación orotraqueal.

Existen dos factores de predicción para el éxito de la intubación:

  1. Glotis abierta en el centro de la pantalla.
  2. Hendidura aritenoidea medialmente localizada debajo de la línea horizontal en el centro de la visión.
  • Si la apertura de la glotis no está centrada se realiza un movimiento rotacional en el plano horizontal en la parte proximal del ATQ para conseguir alinear el eje del TET que emerge del canal lateral con la glotis.
  • Se precisa una mínima distancia entre la salida del canal lateral y la glotis para que el TET pase mejor.

Ventajas:

1. Condiciones comparables de intubación al Laringoscopio Macintosh.

El Airtraq proporciona condiciones comparables de intubación al laringoscopio de Macintosh cuando se trata de una vía aérea normal. Además, la adquisición de habilidad en el manejo del dispositivo resulto ser rápida. En los simulacros de vía aérea difícil el Airtraq, en general, facilitó mejores condiciones de intubación y requirió menos maniobras de optimización, menor índice de traumatismo dental y mayor éxito de intubación que el laringoscopio de Macintosh.

Todo esto se debe a que el Airtraq, proporciona una visión de elevada calidad de la glotis, sin necesidad de alinear los ejes de la vía aérea, y por consiguiente se requiere aplicar menos fuerza durante la laringoscopia. La importancia de este hallazgo está subrayada por el hecho de que existe un 6.9% de traumatismos de los tejidos orales con las laringoscopias e intubaciones traqueales convencionales.

2. Presenta una rápida curva de aprendizaje.

Se requiere menos habilidad para introducirlo. Por ello es útil para el entrenamiento del personal que realiza intubaciones orotraqueales con menor frecuencia, como es el de urgencias.

No se conoce con exactitud la curva de aprendizaje de este dispositivo; probablemente sea superior a 20 usos.

3. Es un dispositivo desechable.

4. Facilita una completa visión angular de la laringe y estructuras adyacentes durante la intubación.

5. No requiere hiperextensión del cuello.

6. Permite la intubación en cualquier posición.

7. Puede ser usado con cualquier TET.

8. Presenta un sistema de antiempañamiento.

Limitaciones:

  1. Requiere de una mínima apertura bucal (1,8-2 cm) para introducirlo.
  2. Puede existir una resistencia al avance del TET, generalmente por chocar con el aritenoides derecho. Para solucionarlo debemos retirar ligeramente el Airtraq y avanzar el TET desde una posición más distal o usar un tubo de menor tamaño
  3. Puede aparecer traumatismo de la mucosa oral o faríngea. Por ello es importante, si se saca el dispositivo con sangre, explorar la cavidad orofaringea por si hubiera lesiones.
  4. Rotura del balón de neumotaponamiento del TET al deslizarse por el canal del Airtraq.

Tamaños o modelos:

Existen varios modelos de ATQ:

ATQ Azul: tamaño adulto regular. Uso de un TET 7-8,5. Precisa una mínima apertura bucal de 18 mm.

ATQ verde: tamaño adulto pequeño. TET de 6-7,5. Mínima apertura bucal de 16 mm.

ATQ Nasotraqueal, naranja: cualquier TET. Mínima apertura bucal de 18 mm.

ATQ Pediátrico, morado: para TET de 4-4,5. Mínima apertura bucal de 12,5 mm.

- ATQ Lactante, gris: para TET de 2,5-3,5. Mínima apertura bucal de 12,5 mm.

ATQ Doble luz, amarillo: para TET de doble luz del 37-39.

Modelos Airtraq

Sistema antiempañamiento:

Presenta un sistema de antiempañamiento proporcionado por el calor de la luz y prismas

Observaciones:

Se han descrito cuatro GRADOS en la visualización de la glotis con el Airtraq:

Grado 1: glotis en el centro de la pantalla.

Grado 2: glotis desplazada.

Grado 3: epiglotis.

Grado 4: no se ve nada.

Es muy importante para el éxito de la intubación que la glotis se encuentre en el centro de la pantalla.

Experiencia clínica:

Las conclusiones de los artículos son diferentes, por un lado Omiros y col (1), comentan que el Airtaq es más fácil de usar que el laringoscopio Macintosh, pero que no tiene ventajas con respecto al mismo cuando se utiliza en el manejo de la VA de rutina y que se precisan más estudios para evaluar su uso en VAD y urgencias.

En otro artículo Malin (2) observa que el Airtraq permite asegurar la VA en 80% de los casos en los que se ha fallado con laringoscopia convencional, por mejora en la visión de la glotis, pero no garantiza el éxito en caso de obstrucción laríngea o faríngea.

Castañeda (3) en este artículo hace una revisión muy completa del laringoscopio óptico Airtraq.

DRA. MARISA MARISCAL
HOSPITAL UNIVERSITARIO GETAFE
MADRID

BIBLIOGRAFIA

1.Omiros Chalkeidis, Georgios Kotsovolis et al. A Comparison Between the Airtraq® and Macintosh Laryngoscopes for Routine Airway Management by Experienced Anesthesiologists: A Randomized Clinical Trial. Acta Anaesthesiol Taiwan 2010; 48(1):15−20.

2. E. Malin, J.De Montblanc y col. Perfomance of the Airtraq laryngoscope alter failed convencional tracheal intubation: a case series. Acta Anaesthesiol Scand 2009; 53: 858-63.

3. M. Castañeda1, M. Batllori1 y col. Laringoscopio óptico Airtraq® An. Sist. Sanit. Navar. 2009;. 32(1): 75-89.

ADAPTADOR DE AIRTRAQ PARA CABEZAL DE CÁMARA

María B. Serna Gandía

Facultativa del Servicio de Anestesia y Cuidados Críticos del Hospital de Denia.

Profesora del Centro de Formación en Vía Aérea CEDIVA Denia.

Correo de contacto: maserga@hotmail.com

El Airtraq® es un laringoscopio portátil que permite intubar al paciente sin necesidad de alinear los ejes oral laríngeo y faríngeo. Consta de dos canales, uno que contiene el sistema óptico que permite reflejar la imagen glótica a través de un visor y otro canal abierto diseñado para dirigir y progresar el tubo endotraqueal hasta las cuerdas vocales. Tiene su propia fuente de luz, haciendo que su uso pueda adaptarse a cualquier escenario.

El Airtraq® consta de un cabezal de cámara que a través de una conexión WIFI, proyecta la imagen en una pantalla de 5.7 pulgadas. La conexión inhalámbrica de la cámara falla en muchas ocasiones y su batería se descarga rápidamente, pudiendo interrumpir una maniobra de intubación, provocando una sensación de inseguridad en el usuario.

Con el propósito de solventar los incidentes anteriormente mencionados diseñamos un adaptador que conectase el Airtraq® a cualquier cabezal de cámara que habitualmente forma parte de los equipos de fibroscopia, laparoscopia, artroscopia, etc.

De esta manera conseguimos la proyección de imágenes de la glotis en una pantalla LCD del tamaño deseado, con una mejor calidad en la visión y sin problemas de conexión inhalámbrica. Estas cámaras nos permiten además, ampliar y reducir la imagen a nuestro gusto y sin problemas de enfoque.

La pieza está hecha a partir de un material plástico y formada por dos partes principales. Una base rectangular plana que a su vez consta de unos enganches que se fijan al Airtraq®. De la base sobresale perpendicularmente un cilindro hueco con un diámetro externo estándar de 20mm que sirve de visor y que se adapta al cabezal de cámara estándar, que transmitirá la imagen del visor. Así mismo la base presenta un orificio cuadrado que permite liberar el conector de encendido y apagado para que éste esté disponible en todo momento durante su uso.

Airtraq, adaptador de cámara y cámara endoscópica

La conexión de los tres dispositivos es reversible. La pieza se une mediante un sistema de ganchos al laringoscopio. La unión al cabezal de cámara se consigue mediante un sistema de anclaje rotatorio (inherente a la cámara) a la parte superior de la pieza.

Cámara endoscópica unida al airtraq gracias al adaptador

Al presentar unas dimensiones reducidas y estar constituida por un material ligero, la pieza es un dispositivo fácil de transportar.

Su uso es muy sencillo, como se muestra en el tutorial. En primer lugar, retiramos la funda protectora del visor del Airtraq® . A continuación encajamos el dispositivo sobre la lente y conectamos la luz. Canalizamos el tubo endotraqueal y adaptamos por último el cabezal de cámara, lo que ya nos permite iniciar la maniobra de intubación.

La imagen que proporciona la cámara es realmente buena y nos permite crear de cada Airtraq® un videolaringoscopio, con un coste mínimo si la comparamos con el cabezal de cámara de la misma casa comercial.

Este dispositivo nos permite además formar a nuestros residentes en el uso del Airtraq®, participando con tranquilidad en su curva de aprendizaje.