AURA-I

CARACTERÍSTICAS

  • Curvatura anatómica integrada para una inserción poco traumática.
  • Posibilidad de intubar con tubos endotraqueales estándar.
  • La punta reforzada evita dobleces durante la inserción y a la vez tapona la parte superior del esfínter del esófago.
  • El bloque conector previene oclusiones debido a su alta resistencia y evita desplazamientos debido a su forma.
  • Marcas de profundidad para ayudar a un posicionamiento correcto.
  • El balón piloto muestra la talla y proporciona una indicación táctil del grado de inflado.
  • Marcas para guiar la introducción del fibro/videoscopio.
  • Bloque conector con recomendación de talla de tubo endotraqueal a usar.
  • Envasado estéril y listo para su uso.
  • 8 tallas diferentes para cubrir las necesidades neonatales, pediátricas y adultas.
  • Sin látex.

Componentes de la mascarilla laríngea de intubación Ambu Aura-i

USO PREVISTO

  • Está pensado para su uso como alternativa a la mascarilla facial para conseguir y mantener el control de la vía respiratoria durante los procedimientos anestésicos de rutina y de urgencia en pacientes evaluados como aptos para una vía respiratoria supraglótica o en situaciones en las que otros intentos de establecer una vía respiratoria han fracasado.
  • También se puede utilizar cuando surgen dificultades imprevistas en relación con el manejo de la vía aérea.
  • Se puede usar, además, para establecer una vía respiratoria permeable durante la reanimación en pacientes profundamente inconscientes con ausencia de reflejo glosofaríngeo y laríngeo que puedan requerir respiración artificial.
  • El dispositivo no está pensado para su uso como sustituto del tubo endotraqueal, aunque si está diseñado para conseguir la intubación guiado mediante fibroscopio a su través.

TAMAÑOS Y RECOMENDACIONES:

Tamaños y recomendaciones mascarilla laríngea Ambu Aura-i

CONTRAINDICACIONES

  • No protege al paciente la regurgitación y posibilidad de broncoaspiración.
  • No debe utilizarse para la reanimación ni el tratamiento de urgencia de pacientes que no están profundamente inconscientes y que pueden resistirse a la inserción.

EFECTOS ADVERSOS

  • Puede causar efectos adversos menores (como dolor de garganta) y su uso podrida derivar en efectos adversos importantes (como broncoaspiración), en pacientes no seleccionados.

PREPARACIÓN PARA SU USO

1-        Inspección visual:

Examinar si existen daños como perforación, arañazos, bloqueo, piezas sueltas, etc.

2-        Prueba de inflado y desinflado:

Se recomienda desinflar completamente el manguito. Una vez desinflado, comprobar exhaustivamente que el manguito no presenta arrugas ni pliegues. Posteriormete, sobreinflar el manguito hasta el volumen apropiado en función del tamaño de la mascarilla laríngea. Se debe comprobar que el manguito inflado está simétrico y liso. No debe haber ninguna protuberancia ni ningún signo de fuga en el manguito, tubo piloto o globo piloto.

INSERCIÓN

1-        Preparación:

  • Antes de la inserción, se recomienda desinflar completamente el manguito, de modo que esté plano y sin arrugas.
  • Los estudios muestran que la inserción con el manguito desinflado o parcialmente inflado es igualmente eficaz en manos expertas.
  • Debe aplicarse un lubricante acuoso estéril a la superficie posterior del manguito para facilitar la inserción (no se recomienda anestesia local).
  • La cabeza del paciente debe estar en posición extendida con flexión del cuello en la posición de olfateo.

2-        Técnica de inserción y colocación:

  • El tubo de la vía respiratoria se sostiene como una flauta, con tres dedos colocados sobre la parte plana del protector del conector y el pulgar en la línea vertical sobre el protector del conector, que tiene una orientación anterior hacia la nariz del paciente. Se debe colocar la otra mano bajo la cabeza del paciente.
  • A continuación, insertar la punta del manguito presionando hacia arriba contra la bóveda del paladar y aplanar el manguito contra el paladar. Mirar cuidadosamente dentro de la boca para verificar que la punta del manguito está correctamente aplanada contra el paladar antes de continuar; y empujar suavemente la mandíbula hacia atrás con el dedo corazón para abrir la boca más.
  • Cuando la punta del manguito está correctamente colocada en la abertura de la boca, continuar el movimiento haciendo girar la mascarilla hacia adentro con un movimiento circular, presionando los contornos de la bóveda y el velo del paladar.
  • A continuación, hacer avanzar la mascarilla dentro de la hipofaringe hasta que se note una resistencia clara. El movimiento de colocación debe ser suave.

Técnica de inserción de mascarilla laríngea Ambu Aura-i

3-        Problemas:

  • La tos y la apnea inspiratoria durante la inserción indican un nivel inadecuado de anestesia.
  • Si no se puede abrir la boca del paciente lo suficiente para insertar la mascarilla, hay que comprobar que el paciente está adecuadamente anestesiado.
  • La dificultad para maniobrar el ángulo en la parte posterior de la lengua es uno de los problemas más frecuentes durante la inserción. Toda la punta debe estar presionada contra el paladar, de lo contrario, esta puede doblarse sobre sí misma o encontrar una irregularidad en la faringe posterior, por ejemplo, amígdalas hipertrofiadas.
  • Si no se aplana el manguito o si empieza a retorcerse cuando se inserta, se debe retirar la mascarilla y volver a insertarla.
  • En el caso de obstrucción amigdalina se recomienda un movimiento diagonal de la mascarilla.

4-        Inflado:

  • Después de la inserción, la línea vertical sobre el tubo de la vía respiratoria debe tener una orientación anterior hacia la nariz del paciente.
  • El intervalo típico de profundidad prevista de inserción está marcado por las dos líneas horizontales en el tubo de la vía respiratoria. El dispositivo está correctamente insertado cuando los incisivos del paciente están entre estas marcas.
  • Hay que inflar el manguito sólo con el aire suficiente para obtener un sellado, equivalente a presiones dentro del manguito de aproximadamente 60 cm de H20. Se recomienda comprobar la presión del manguito continuamente durante el procedimiento quirúrgico, ya sea con el manómetro del manguito o notando la tensión en el globo piloto. Esto es especialmente importante cuando se emplean gases de N2O.Se deben evitar presiones prolongadas dentro del manguito superiores a 60 cm H2O.
  • La presión inicial del manguito varía en función del paciente, el tamaño de la mascarilla, la posición de la cabeza y el nivel de anestesia. Se recomienda mantener la presión del manguito lo más baja posible.
  • No se debe sostener el tubo durante el inflado, ya que esto impide que la mascarilla se asiente correctamente. Puede observarse un ligero movimiento del tubo hacia fuera cuando la mascarilla se infla.

5-        Conexión:

  • Para determinar si la ventilación es suficiente, se debe auscultar los pulmones y el epigastrio así como valorar la curva de capnografía. Es posible que la mascarilla presente una ligera fuga durante las tres o cuatro primeras respiraciones, antes de asentarse en su posición en la faringe.

6-        Fijación:

  • Se puede asegurar la mascarilla a la cara del paciente con esparadrapo o con un soporte mecánico de tubos adecuado a tal fin.
  • No se debe emplear un Guedel para bloquear la mordida puesto que impedirá la correcta colocación de la mascarilla, aumentando el riesgo de traumatismo y reduciendo la efectividad del sellado.

USO

  • La mascarilla se puede usar tanto para la ventilación espontánea como controlada.

RECUPERACIÓN Y RETIRADA

  • Debe retirarse solo después de que los reflejos protectores del paciente se hayan recuperado y responda a órdenes verbales.
  • No se debe desinflar completamente el manguito hasta después de su retirada para evitar que entren secreciones en la laringe y prevenir laringoespasmos.

USO ESPECIALIZADO

1- Intubación a través de Aura-i:

Intubación a través de Aura-i guiada por videoscopio desechable

  • A través de la mascarilla se puede realizar intubación endotraqueal directa asistida por fibroscopio.

  • Se debe seleccionar el tamaño del tubo endotraqueal apropiado.
  • Hay que aplicar lubricante al tubo y verificar avanza libremente a través de la mascarilla.
  • Las marcas de navegación integradas en la cazoleta de la mascarilla, proporcionan orientación de la distancia a la que se ha introducido el fibroscopio:
    • La primera marca indica que la punta del videoscopio debe estar flexionada para visualizar la abertura de la tráquea.
    • La segunda marca indica que el videoscopio se ha introducido demasiado.
    • La mascarilla se puede extraer teniendo cuidado de no desplazar el tubo endotraqueal. Se recomienda el método “tubo dentro de tubo” para mantener el tubo endotraqueal en posición mientras se extrae la mascarilla.
    • Si no se extrae la mascarilla tras la intubación endotraqueal, se recomienda extraer el aire del manguito de la mascarilla completamente.

2- Intubación traqueal a ciegas:

Actualmente no se recomienda por la falta de datos publicados sobre este uso.

3- Uso pediátrico:

Presenta cuatro tamaños diferentes para pacientes neonatos y pediátricos.

4- Uso en obesidad mórbida:

Es nuestra practica habitual, el uso de esta mascarilla para evitar el principal problema en el manejo del paciente obeso mórbido, como es la desaturación. Colocamos la mascarilla laringea Ambu Aura-i sin relajación neuromuscular, comprobamos la correcta ventilación, presiones, curva de capnografia y presión de sellado. Visualizamos la glotis con la ayuda del fibroscopio y relajamos al paciente, para realizar la intubación guiados por fibroscopio. Tambien se puede realizar tecnica de spray as you go, de cuerdas vocales y traquea con cateter epidural introducido por el canal de trabajo de fibroscopio, evitando el uso de relajantes neuromusculares.

5- Situaciones críticas:

No se recomienda su uso en sustitución del tubo endotraqueal. No obstante, en casos en los que la intubación traqueal no es adecuada o no ha tenido éxito, se puede usar la mascarilla como dispositivo supraglótico de rescate que además permite la intubación a su través.

6- Urgencias:

  • Se puede usar durante la reanimación cardiopulmonar, como vía respiratoria temporal de rescate o como conducto para la intubación.
  • En situaciones de reanimación, el paciente debe estar profundamente inconsciente con reflejos abolidos de las vías respiratorias. El riesgo de regurgitación y aspiración deben estar equilibrados con el posible beneficio del establecimiento de una vía respiratoria y la administración de oxígeno.

7- Resonancia magnética:

Es segura y compatible con la RM, es decir, no presentará ningún riesgo adicional para el paciente, ni afectará a la calidad de las imágenes.

BIBLIOGRAFÍA

-       www.ambu.es

Abraham Grande Fernández
Anestesiología, Reanimación
Hospital Universitario 12 de Octubre